domingo, enero 29, 2006

POSICIÓN DE LA OPINIÓN PÚBLICA DE LOS EEUU ANTE LA POLÍTICA ENERGÉTICA DE HUGO CHÁVEZ

(10/06/2005)

Después de Katrina


Postura de la Casa Blanca y percepción de los medios norteamericanos (en su versión Internet) acerca de la gestión del presidente venezolano Hugo Chávez y su política petrolera, en el marco de la crisis energética causada por el paso del Huracán Katrina y Rita

Autor: alrevez

Sea por sus críticas a la política exterior y económica de los Estados Unidos, a su clara oposición al Tratado del Área de Libre Comercio de las Américas , y sus amenazas de cortar el suministro de petróleo por un intento de asesinato contra su persona perpetrado por la Casa Blanca, el presidente venezolano Hugo Chávez ha sido motivo de malestar constante para los EEEUU. Incluso ha llegado a insultar públicamente a su homólogo George W. Bush, llamándolo “pendejo” (asshole), y tratar en forma poco respetuosa a la Secretaria de Estado Condoleezza Rice.wew
Estados Unidos ha respondido de alguna manera contra la gestión del presidente izquierdista al reconocer al gobierno de ultraderecha que Pedro Carmona Estanca instauró durante un fállido golpe de estado en abril de 2002. También lo ha criticado por su negativa a cooperar con la DEA en la lucha contra el narcotráfico, lo la llamado una “negativa para la región” por su apoyo a grupos guerrilleros como las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).
Pero los esfuerzos que ha hecho los EEUU por instaurar un mecanismo para monitorear las democracias latinoamericanas en la OAE (Organization of American States) han fracasado significativamente, en parte porque Hugo Chávez ha conducido sus esfuerzos –y los dineros del país que preside- para consolidar las relaciones con sus vecinos, comprando aviones a Brazil o bonos de la deuda pública a Uruguay, eso sin contar los convenios energéticos –con muy ventajosas condiciones- que ha establecido con la parte Sur del continente y El Caribe.
El más reciente capítulo de esta confrontación se produjo cuando el Embajador de los EEUU en Venezuela, William Brownfield, negó a AP que Washington planea invadir el país petrolero, respondiendo así a las acusaciones del presidente Hugo Chávez, sobre un complot para derrocarlo denominado “Plan Balboa”.1Y los ánimos diplomaticos se terminaron de caldear con la compra hecha por Venezuela de 100 mil rifles de asalto rusos Kalashnikov, y la negación de una corte norteamericana a extraditar a Venezuela al exmilitar cubano Luis Posada Carriles, acusado de atentados terroristas hechos en 1976.

PETROLEO, EXCREMENTO DEL DIABLO

El petróleo es el vínculo económico más fuerte que une los Estados Unidos con Venezuela. La nación sudamericana posee la reserva de petróleo más grande de América18 y su mercado más importante ha sido los Estados Unidos, constituyéndose en su quinto proveedor energético más importante.
Cifras proporcionadas por Reuterse en diario venezolano El Universal, indican que el consumo diario de EEUU era de 20570,9 (miles de barriles en el 2004), lo cuál representaba un 24,9 % del total mundial (frente a su más cercano competidor, China, con un 8,2% de la torta). e Tomando en cuenta que el consumo anual de crudo per cápita en los EEUU se ha elevado en la última década en un 15,8 %, entonces tenemos un país alarmantemente dependiente de esta fuente fósil de combustible. Si agregamos que, según análisis de la misma agencia informativa, el primer factor que afecta las provisiones de petróleo son las instalaciones dañadas en el Golfo de México por el huracán Katrina, entonces tenemos un panorama desalentador.
Según el ministro de Energía y Petróleo de Venezuela Rafael Ramírez, a pesar del aumento de la producción autorizado por la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), “el verdadero problema radica en la insuficiente capacidad de refinación que existe en el mundo, particularmente en Estados Unidos”,e quién no ha vuelto a construir una desde hace 30 años, como también acusan algunos analistas económicos. Cuatro refinerías ubicadas en el Golfo de México y con una capacidad conjunta de 880 mil barriles diarios (aprox.) se encuentran paralizadas en este momento, lo cual representa el 5% de la capacidad del país6. Irónicamente una de ellas (Chalmette, en Luisiana) pertenece (en un 50%, en conjunto con la ExxonMobil) a PDVSA (Petróleos de Venezuela). “El pueblo de los Estados Unidos debería conocer que nosotros somos los dueños en territorio norteamericano de la gran petrolera CITGO, quien tiene las ocho mayores refinerías” con un valor de cerca de los $10 billones de dólares, empleando al menos 2 mil ciudadanos norteamericanos, principalmente en Houston, tal como informó el mismo Chávez durante una reciente entrevista en ABC NEWS .19 Y los vínculos comerciales se extienden más allá: CITGO también es propiedad de PDVSA, cosa que no sabe el grueso de la población norteamericana, como bien podría ilustrar la pregunta de Marida, quién le preguntó a Scott Bleier (fundador de HybridInverstor.com) durante el programa The Cost of Freedom (09/15/05) si era cierto que Venezuela eran los dueños de Citgo y si “estábamos ayudando a soportar a un dictador cuando estabamos comprando un galón de gasolina de Citgo”20 Irónicamente, de esa falta de información acerca de asuntos tan relevantes como este, se quejó el mandatario venezolano durante su entrevista con Koeppel: “La gente de los Estados Unidos debería conocer esto.” 19
Sin embargo, a raíz de la crisis energética causa por el huracán Katrina y la promesa de enviar un millón de barriles de petróleo6 anunciada por Rafael Ramírez, como “envío para aliviar a las victimas” 6 parece haber una mayor inquietud acerca de la manera cómo se fijan los precios del petróleo, como bien puede reflejar la pregunta hecha por un televidente en la sección Cashin’ In dentro del programa The Cost of Freedom, transmitido por FOX NEWS.13 En este espacio, Jonathan Hoenig, (Capitalist Asset Management) aclara que aunque las compañías petroleras adopten un modelo socialista, los precios son fijados por el mercado, “no por la OPEC (siglas en inglés) o Hugo Chávez o Exxon Mobil (XOM)”, coincidiendo de esta manera con analistas internacionales especializados en el tema OPEC como Heliodoro Quintero, el cual recalcó que, a “diferencia de otras circunstancias, los factores inherentes al mercado _demanda petrolera acelerada, poca capacidad de refinación y crecimiento económico sin tregua_ han estado afectando los precios." (El Universal 09/19/05)
La opinión de Hoenig fue confrontada en el mismo programa de FOX NEWS por Wayne Rogers (Wayne Rogers & Company), quién asoma la posibilidad de que no sea así por la conjugación de intereses (“ellos han dejado que ocho compañías se combinen en una y ahora tienes un cartel”) y el no haber construido ninguna refinería en las 3 últimas décadas para no “afectar sus ganancias” (Charles Payne, Wall Streth Strategies). 13 Lo cuál de alguna manera coincide con la opinión del periodista de izquierda Greg Palast, quien afirma que el poder de Hugo Chávez sobre la Casa Blanca no proviene de la presidencia de Venezuela sino del control de la Secretaria de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEC), con la cual USA está acostumbrada a negociar para mantener los precios del crudo a niveles aceptables.17 Esta situación bien pudiera tener fin si el presidente Chávez cumple su amenaza de vender la estatal petrolera CITGO, a pesar de las promesas del Ministro de Relaciones Exteriores venezolano de que su país “siempre será un proveedor confiable para los Estados Unidos . 14 Por lo menos ya es un hecho que en diciembre el gobierno venezolano rescindirá de los contratos de explotación de crudos que le había otorgado a las petroleras norteamericanas, como salió reseñado en Reuters el 2 de octubre de este año.mm
A eso le sumamos que Venezuela “está empezando a desviar su petróleo desde los Estados Unidos a China” con el propósito de que los sustituya como principal mercado energético, entonces entendemos cuál es la preocupación de Washington, aunque eso no pase inmediatamente, ya que el coloso asiático aún carece de refinerías para refinar el crudo pesado de Venezuela. 14 Chávez ha alegado como excusas para cortar el suministro de petróleo a los EEUU desde la creación de un coalición petrolera de izquierda hasta una retaliación contra un hipotético plan de asesinarlo, aprovechando el revuelo que produjeron las declaraciones del Reverendo Pat Robertson, fuerte aliado del Partido Republicano.

ALARMA EN WASHINGTON

En cuanto a la percepción que tiene gobierno norteamericano sobre la importancia estratégica de Venezuela y su petróleo, podemos percibir cierta alarma, que se deja colar entre los medios de comunicación de ciudades donde existe una tradición política o económica, como Washington o New York, o donde la población latina es predominante y heterogénea, como Miami (aunque aquí no hemos trabajado con esa ciudad). También pudimos observar un importante flujo de información de medios independientes con tradición de izquierda.
Lo que se deja colar del análisis semiótico de algunos de estas páginas web de noticias es la percepción de la figura de Hugo Chávez como la un militar (Reuters), con tendencia socialista (Reuters, ZNet21, ABC, O’Reilly), aliado del presidente cubano Fidel Castro (AP, NYT) e incluso hippies (FOX NEWS) que dice o acusa en vez de actuar. Más alarmante que eso es la alarma generada por la creciente retórica anti-capitalista (NYT, Reuters) del mandatario venezolano, que ha impactado negativamente el mercado de valores, haciendo perder a sus bonos de deuda un 0,313 por ciento de su valor en un solo díaerwew
Washington, “preocupado” 14, ha abandonado su discreción, y ha bajado la calificación de Venezuela hasta las más bajas en lo que respecta a la lucha contra el narcotráfico19, Por otra parte Condolezza Rice ha calificado al gobierno chavista como una “fuerza negativa para la región14 El presidente Chávez alegó en ABC NEWS que su comportamiento provocador “respondía a señales que había recibido de Washington”19 como, entre otras cosas, “usar el petróleo para subvertir el orden en Latinoamérica” y alianzas con los traficantes de drogas. Quizás lo que busca la Casa Blanca es volver las implicaciones del gobierno de Hugo Chávez en el problema energético un asunto de interés público para el ciudadano común, y hacerlo partícipe de esta manea de las implicaciones políticas de este asunto, que es vital para el país. Si logran crear una matriz de opinión favorable, pueden tomar una posición más abierta y eficiente sin salir lastimados políticamente.
Algunos documentos del Departamento de Estado y de la CIA que comprometen al actual gobierno en varios intentos por sacar al presidente venezolano del poder se ha dejado colar hacia algunos escritores y periodistas, a través del U.S. Freedom of Information Act. Es allí donde la abogada norteamericana Eva Golider afirma haber hallado “pruebas irrefutables de la participación de la administración de (George W.) Bush (...) en la huelga petrolera de diciembre del 2002 y el referéndum revocatorio de agosto del 2004”1515. La abogada es la autora del libro “El Código Chávez: Descifrando la intervención de los Estados Unidos en Venezuela”.16
Por otra parte, una de las mayores críticas que ha recibido el gobierno norteamericano por parte de medios de comunicación como el New York Times ha sido el haberse mantenidos impasibles ante la “retórica anti-americana” del presidente Chávez cuando éste comenzaba su mandato, “prefiriendo observar más lo que el venezolano podía hacer en vez de lo que decía.” 14 Por esa razón, y a luz de los últimos acontecimientos, NYT advierte a las democracias de Sudamérica mantenerse vigilantes ante las “ambiguas” intenciones de Chávez.
El más virulento de los críticos de la actitud que ha tenido la Casa Blanca con la gestión del presidente venezolano ha sido el periodista norteamericano Greg Palast (Common Dreams News Center / BBC News), ganador de Media Democracy Awards 2005 y el Proyect Censored Awards, quién ha acusado a los medios norteamericanos de citar fuera de contexto al mandatario venezolano para hacerlo lucir como un loco.3
“(…) En nuestra democracia nosotros tenemos formas más subverticias –y más efectivas- de silenciar y desacreditar disidentes. Televisión, radio y prensa escrita convierten con placer a los enemigos de estado en loquitos de los medios de comunicación. De esta forma fue como Bush y la crítica republicana Cynthia McKinney transformaron en un “loquito” (see "The Screwing of Cynthia McKinney"); a el autócrata enloquecido de Chávez.”3
Sin embargo, ninguna respuesta resume para mí la postura que había tenido la opinión pública norteamericana acerca de las implicaciones políticas del petróleo que ellos mismos consumen que la siguiente:
“Yo no hago una cuestión moral sobre dónde nosotros conseguimos nuestro petróleo. Voy a dejar que el comercio y el capitalismo decidan cuál es el mejor suplidor con la energía que nosotros necesitamos” 20

1 comentario:

parapiti pora dijo...

POSADA CARRILES Y LA PRENSA VENAL DE PARAGUAY
(Luis Agüero Waner-)---------------------------------------------------------------------------------------

A raìz de nuestra posición sobre la no renovación de la licencia a RCTV en Venezuela, fuimos aludidos tácitamente y con innumerables inexactitudes en el diario dirigido por Aldo Zuccolillo, hermano de un delator de la policía polìtica de Stroessner y cuñado de una de las piezas claves del asesinato de Orlando Letelier en Washington en los años 70 (Conrado Pappalardo), asì como gran colaborador con donaciones de dinero del centro de detenciòn y tortura de la dictadura paraguaya. Las alusiones se dieron en una columna del periodista Edwin Brítez, ex jefe de la sección política de Abc Color, cercano colaborador del filizzolismo (se le conoce como ayudante del senador José Nicolás Morínigo en varias publicaciones) y pareja de la directora de comunicación social de la Presidencia de la República Alicia de Brítez, que con frecuencia integra la comitiva oficial de Nicanor Duarte Frutos en sus frecuentes excursiones recreativas por cuenta del Estado.
Primero debo decir que no me tomo muy a pecho lo que pueda escribir aludiendo a mi persona el Sr. Brítez, sabiendo que lo que plasma en su columna no es precisamente lo que piensa con su propia cabeza, sino lo que le gusta a su autoritario patrón, de lejos el más rígido de nuestro medio en cuanto a imponer la línea editorial que refleje sus opiniones.

Es lo que ciertamente corresponde a un emblemático referente de una prensa nacida y crecida al amparo de una dictadura militar, que sobresale por su falta de compromiso con la realidad social paraguaya y que fácilmente se autodegrada con bochornosas campañas contra la verdad.
En segundo término, debo decir que me consta la conducta irregular del firmante personero del amarillismo, por la forma tendenciosa en que tergiversaba u omitía información sobre mi partido político en la etapa en que ocupé el cargo de director de prensa del mismo, por lo que ya conocía con anterioridad a la publicación del último domingo que tenía órdenes de hostigarme e intentar perjudicarme.




Dice Aldo Zuccolillo -por intermedio de Brítez- que es víctima de nuestras campañas, confundiendo los roles desempeñados.

Para ser víctima se requiere de una situación injusta, que no se da en este caso, pues todo lo que hemos publicado sobre el aludido personaje está perfectamente documentado y no escapa un milímetro a la verdad. Todo el Paraguay sabe que el amo de Abc Color se autodefine en su delirio como luchador contra la dictadura, siendo que apoyó a la misma por casi dos décadas de manera abyecta e incondicional, llegando a jactarse muchas veces de haber recibido a Stroessner en el local de su diario, y habiéndole dedicado loas suficientes desde sus editoriales como para empapelar toda la ciudad.

También menciona como víctima a Alcibíades González Delvalle, como si hubiésemos inventado su paso por las ensangrentadas dependencias del Ministerio del Interior en tiempos de Édgar L. Ynsfrán. Lo que puedo añadir al respecto es que probablemente allí el defenestrado director de Cultura de la Municipalidad se inició como campeón de la libertad de expresión, obligando a "hablar" y expresarse libremente a los presos políticos mientras eran torturados en ese lugar.

Sobre los enredos de estos personajes con su otrora gran benefactor Alfredo Stroessner, resulta cada vez más evidente que respondieron a desacuerdos particulares o de negocios y no ideológicos o políticos, dado el rabioso anticomunismo y maccartismo del que hacen gala, que alcanza en sus escritos un admirable vuelo que hubiera envidiado el mismo Stroessner.

No pretendo pontificar sobre los asuntos de Venezuela, que en realidad preocupan poco a la sociedad paraguaya, que tiene sus propios problemas y mucho más acuciantes que la libertad para ver telenovelas de mal gusto de los venezolanos, aunque reconozco que deben ser muy preocupantes para los intocables padres de la patria periodística que lograron su tajada del espectro radioeléctrico por decreto de Stroessner, o montaron sus diarios con dinero público o del narcotráfico. No el balde el mismo senador Jesse Helms enviò a sus emisarios a solicitar protecciòn de algunos de estos personajes cuando instalò su empresa de telefonìa celular en Paraguay, en sociedad con otros grandes filántropos como Jorge Mas Canosa.

Sobre el tema de los estudiantes venezolanos que se manifiestan "espontáneamente" contra Chávez como pretende hacer creer el recadero de Zuccolillo, me permito informarle que los fondos que pagan la insurgencia universitaria en Caracas provienen -según lo han informado ellos mismos- de La Pequeña Habana de Miami, asiento de la terrorífica colonia batistiana.

Para más detalles, en esta sobresale como ilustre miembro el terrorista Luis Posada Carriles, quien confesó a la periodista venezolana Alicia Herrera haber sido el autor del atentado con bomba contra el vuelo Cu 455 de Cubana de Aviación, que el 6 de octubre de 1976 costó la vida a los 77 pasajeros y tripulantes de varias nacionalidades que llevaba a bordo cuando estalló sobre las islas Barbados.

Con toda seguridad, Aldo Zuccolillo y sus asalariados están absolutamente de acuerdo con que Posada Carriles haya sido liberado "por razones humanitarias" hace unas semanas, dado lo mucho que aprueban la política del presidente W. Bush, al punto de promover su trasnochado bushismo pro ALCA en Paraguay utilizando como pretexto el tema de Itaipú para disparar contra el Mercosur.

Luis Agüero Wagner