jueves, marzo 16, 2006

Creo que me desacostumbré a hacer periodismo en democracia y no me había dado cuenta



Migración de escrúpulos IV

Lo noté cuando le pregunté a mi profesora de periodismo investigativo si, por hacer una investigación sobre corrupción en el sector público, me podían negar la renovación de mi permiso de estancia en los EEUU. La profesora se rió de mí, casi. Me dijo: "la diferencia es que estamos en democracia". !Que vergüenza!
Sin embargo, aún seguían resonando en mi cabeza las advertencias de mi padrastro, americano como McDonnals: "niña, tu eres extranjera, no tienes derecho a meterte con nuestro país". ¿Y todo eso por una ‘pinche’ investigación sobre casitas no construidas?

Luego entrevisto a una chica venezolana obsesionada con su trabajo como relatora de violaciones a los derechos humanos en Venezuela. Me advertía que la mitad de los conocidos que me encuentro en cada evento social de nuestra diáspora, eran espías. ¿Resulta que ahora uno no se puede tomar una cerveza en paz con los amigos, por miedo a que se salga alguna información clasificada?

Que fastidio... quiero deslastrarme de tanto miedo.

Voy a pretender que existe libertad de expresión, aunque sea una inmigrante venezolana apestosa y metiche.

Mientras, espero ganarme la lotería de visas americanas, jejejeje.

2 comentarios:

EnigmasExpress /Gandica dijo...

Entonces,
"on the road",
como decía Kerouac.
Un cordial saludo.

Rodolfo dijo...

caramba que decisión. Y también que seguridad en su sistema tiene tu profesora de investigación. Bueno al menos allá tienen la FOIA...