viernes, abril 28, 2006

La perra, con unas cuantas cervezas



Migración de Escrúpulos VII

Después de un año sin verla, yo me imaginaba a mi perra mucho más grande de lo que en verdad es.

Lo mismo me pasaba con Caracas. Me imaginaba que había menos contaminación, que las laderas del Ávila eran verdes, la gente era amable, que la comida era barata. Nada es como lo recordaba, excepto la luz que emana de la montaña.

No es que me moleste la inseguridad, por ejemplo. Estoy genéticamente diseñada para comerme los semáforos cuando transito un barrio en la noche, o a acelerar a 80 kilómetros cuando veo una alcabala improvisada. Pero esa mueca de vinagre agrio con ojos de vaca que pone la gente cuando escucha las noticias... no me la calo. Por lo menos antes era divertido espiarlos cuando se hurgaban la nariz o se peinaban el flequillo.

No es que me desagrade el silencio de campo que reposa en la casa de mi hermano. Me da sueño. Pero en mi Miami los sueños eran mi dosis de cafeína para poder continuar estudiando hasta las 4 de la mañana, mientras acá, el desencanto se pasa con una cerveza... todos los días.

Es como un amargor que le roba el sabor a tus placeres. A la comida, que sigue siendo tan estupenda como siempre. A compartir con los panas, tan solidarios como siempre.

Antier me encontre a un escultor con el cuál hablé sobre Malevich -y su famoso cuadro "Blanco sobre Blanco"- hace un año atrás. Me inspiró tanto la conversación que hice uno de los mejores dibujos de mi vida y se lo regalé. Cuando le inquirí sobre el bendito dibujo, me dijo que lo había botado. Extrañamente no me enojé... solo el amargor. Al día siguiente me lo volví a encontrar en una rumba y, quizás por la cantidad cervezas, tuvimos esta conversación:

- La verdad nadie podría imaginar que seas escultor. Pana, aunque te pongas esos zapaticos de goma, pareces un burguesito con esa camisa a rayas.
- Ni burgués ni escultor, una persona clase media rabiosa... rabiosamente ansiosa de ascender. Jejeje

Me imagino que fueron las cervezas, las cuáles son cada día más aguadas en Venezuela.
Zemanta Pixie

1 comentario:

EnigmasExpress /Gandica dijo...

Todo está
alrevéz
Como alma insolada

Gran saludo.