viernes, febrero 04, 2011

Golpe de estado: la cicatriz de venezuela



Migración de escrúpulos



Tengo como 7 años en Estados Unidos y aún llevo abierta la cicatriz de Venezuela. Ya van como 9 pinturas dedicadas a los golpes de estado y de la violencia civil. Aunque era una niña, aún me atormenta la posibilidad de compartir culpa por ese estado de polarización, de resentimiento, de indiferencia.

Nos comíamos el cuento que eramos "la democracia mas vieja de Latinoamérica" mientras por detrás se cocían y se siguen cociendo habas. Y después nos quejamos que cosechamos tempestades, justo ahora cuando el autoritarismo chanchullero es evidente.

Ese chanchullerismo de negar ayudas internacionales a las víctimas del deslave en la Guaira porque no se pudieron quedar con una parte de la tajada de esos millones. O el mamarrachismo de esconder armas en las alcantarillas del centro justo después del 11 de abril y atemorizar a los comerciantes con malandros protegidos por la policía. O el arrechismo de dispararle balas a las redacciones de los periódicos solo porque no publican cosas a favor.

Eso fue lo que me tocó presenciar por el momento histórico que viví, pero esta democracia viene picha de hace larga data, si se toma en cuenta las investigaciones hechas por Margarita Lopez Maya, los artículos amargos del fallecido Cabrujas, los cuentos de camino de los padres, las quejas de las mucamas, el aumento de los mendigos y los recuerdos infantiles de una crisis donde el bistec de carne se convirtió en el fantasma de las mesas de la década de los ochenta y noventa para la mayoría de las familias venezolanas.

Me imagino que dado el nivel de polarización, algunos no estarán de acuerdo conmigo. Chevere. Ya no soy periodista sino una artista que crea alimentada por la memoria.


-.-

Leyenda:
La pieza se llama "Arcana Riots" y fue hecha por mi usando collage, tinta y resina.
Más de esta serie llamada Memorias de un país imaginario, dedicada a Venezuela aquí

1 comentario:

Kira dijo...

Qué certero esto que dices, Yta... Tenemos la cicatriz en el pecho y no termina de cerrar...
Y veo tu obra y me remite a un poema que escribí hace un mes... aquí está..

Limpieza

el tiempo no se ha ido

la bofetada se repite
la tierra magra
escupe sangre

que no se va
que nos salpica la cara

la historia canta la misma canción

todos se suman al juego de los guiños
y el ejercicio del olvido ante el ultraje

la ceguera niega la luz de lo evidente
su falsedad extravía las claves

en la calle busco los pasos
del deseo común

poso mi voz sobre la acera
para salvarla de la mudez
acostumbrada al ruido demoledor de los odios

desentierro restos de belleza
para remediar mi desazón
para lavar cuanto pueda
la ofensa de la mancha

------------
Abrazos